Miguel Puertas y las medallas del Dakar.

A por el décimo Dakar consecutivo

Miguel Puertas: “Quiero completar 100 000km con éxito en una de las pruebas más duras del mundo”.

El granadino ha finalizado nueve Dakares consecutivos y está a un paso de una gesta única.

Teniente coronel del Ejército del Aire español. Aunque es natural de Granada, se trasladó a Murcia en 1987 para ingresar en la Academia General del Aire iniciando su carrera militar. En 1992 terminó su instrucción en la AGA con grado de teniente. Piloto militar de caza y ataque con más de tres mil quinientas horas de vuelo de reactores y experiencia en C-101, F5 y F18. Fue durante diez temporadas piloto de la Patrulla Águila, grupo de vuelo acrobático del Ejercito del Aire español. “El avión lo tienes que tratar de una forma diferente, no trabajas tan próximo a los límites como lo haces en el Dakar, en la aeronáutica un accidente es fatal, así que te acostumbras a hacerlo todo más controlado. En el Dakar he podido infundir mi experiencia del ejército. Puedo vivir más cerca de los riesgos y de los límites.”

Con la excepción de su abandono en el primer Dakar en el que compitió en 2004, Puertas ha finalizado uno tras otro todos los dakares a los que se ha tenido que enfrentar. Respetado y valorado por sus compañeros motards como uno de los pilotos más fiables, está a punto de pasar a la historia de esta competición inscribiendo su nombre y el de HIMOINSA Team con letras de oro por conseguir acabar su décimo Dakar de manera consecutiva. “llevo terminando nueve dakares. Para conseguirlo te tiene que acompañar la muy buena suerte en momentos en los que estas a nada de abandonar. He vivido experiencias en las que estaba con los dos pies fuera del raid y en las que he podido continuar y finalizar. Llevo 90 000km a mis espaldas, este año sería completar los 100 000km con éxito en una de las pruebas más duras del mundo. Es una imagen de resistencia y perseverancia, quiero conseguirlo. Quiero devolverle a HIMOINSA lo que me han dado durante todo este tiempo”.

El piloto granadino ha vivido momentos que siempre serán recordados por profesionales y aficionados del Dakar. En la edición de 2013 Puertas tuvo que remolcar durante 320km a su por entonces compañera de equipo, Laia Sanz, ayudándola así a terminar la etapa y a la postre a conseguir vencer en la categoría de féminas. No es la primera ni única vez que Puertas muestra su solidaridad, un año antes, Puertas también remolcó al argentino Pablo Busin durante 110 km. A pesar de sus gestos solidarios a Miguel también le ha tocado vivir la parte más fea de la prueba, en la última edición fue atropellado literalmente por el buggy del francés Roman Chabot. Una imprudencia del piloto de Red Bull, que no socorrió a Puertas, pudo acabar con su vida. Puertas volvió a realizar una gesta histórica terminando su noveno Dakar consecutivo con dos ligamentos del hombro rotos.