HIMOINSA Team antes de salir

Último paso hacia el Dakar

HIMOINSA Team embarca hacia el Dakar 2015.

La expedición comandada por MIguel Puertas (58), Rosa Romero (96) y Antonio Gimeno (97) abandona España y cuenta las horas para largada desde Buenos Aires.

El martes 11 de noviembre la multinacional española HIMOINSA presentaba el ambicioso proyecto de incluir un equipo murciano con tres motards en el Dakar y poco más de mes y medio después, cuenta las horas que quedan para que sus tres pilotos, el granadino Miguel Puertas (58), la catalana Rosa Romero (96) y el madrileño Antonio Gimeno (97) afronten el rally raid más duro del mundo, el Dakar.

El equipo español partía hacia la media noche de ayer desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas rumbo a la ciudad argentina de Buenos Aires, lugar elegido por la organización del Dakar como salida y llegada de la trigésimo séptima edición dakariana, y pisará suelo sudamericano hacia la 13:00 horas española (9:00 am. en Buenos Aires). Durante el primer día, el jefe de asistencia, mecánicos y equipo se dedicarán a retirar los vehículos, las tres motos y el camión, de la aduana del Puerto de Euroamérica, donde llegaron procedentes de Le Havre, Francia, y una vez con todo el material en su poder, se desplazaran hacia el gran centro de exposición Tecnópolis, para instalarse y pasar verificaciones administrativas y técnicas el día 2 de enero por la tarde, ya de 2015. “Celebras la Nochevieja porque no deja de ser un día muy especial, pero realmente tienes la cabeza en la carrera y te acuestas pronto. Son días previos donde hay mucho trabajo, recogida del equipaje que has enviado, tienes que seleccionar todo lo que llevas encima y lo que no los días de carrera, revisar la moto, verificaciones… Hasta que no llega el momento de montarte en la moto y competir se pasa con bastantes nervios. Este año será un Dakar especial, tengo una muy buena amiga que está luchando por superar una enfermedad y quiero dedicarle la prueba y acordarme de ella y su esfuerzo en cada uno de los kilómetros del Dakar”. Comentaba la piloto Rosa Romero antes de su salida en avión.

Si para Rosa es un Dakar especial, para Miguel Puertas no lo será menos. Primero por el nuevo rol de Director Deportivo que tiene dentro del equipo, y segundo porque está a un paso de hacer historia si termina su décimo Dakar de manera consecutiva. No me presiona esa cifra, ya estoy satisfecho con lo que he podido conseguir. Si he aprendido algo en el Dakar es que no puedes correr presionado porque al final, la carrera se hace muy larga y no puedes aguantar la presión durante tantos días. Hay que disfrutar y dejarse llevar. Lo veo como un premio, no como un reto que tenga que cumplir. Estar aquí después de 10 años es la guinda a toda esa trayectoria”. Afirmaba el alma mater de este proyecto y piloto vinculado a HIMOINSA durante todas sus participaciones en el Dakar. Por lo que se refiere al recorrido, Puertas ha completado todas las ediciones disputadas en Sudamérica, donde la ASO ha ido haciendo la carrera más dura con el paso de los años pero donde Miguel parece tener claro que lugares hay que marcar en rojo en la hoja de ruta. Veo en la primera semana entre San Juan y Chilecito, antes del cruce de los andes…Esas etapas van a ser complicadas y la segunda semana de carrera hay dos etapas maratón y se va a hacer muy largo. La subida a Uyuni y vuelta, empalmar esos 5 días van a ser muy duros. El resto pueden ser relativamente fáciles pero especialmente largos”.

                    Una vez pasadas las verificaciones, el día 3 de enero será turno de que los pilotos se encuentren con los miles de aficionados que abarrotarán los aledaños del Palacio Presidencial ( la Casa Rosada), y la Plaza de Mayo. Según categorías y en orden de mayor número de dorsal a menor, los participantes en el Dakar son presentados en el podio de salida, donde todos esperan poder estar de vuelta el día 17 consiguiendo la medalla de finisher o ganando alguna de las categorías de la prueba más dura del mundo.   “Es un momento realmente especial. Yo sólo he tenido la suerte de participar un año en el Dakar, pero tuve la oportunidad de acabar la carrera y vivir esas dos sensaciones únicas, la de cuando te despiden y la de cuando te reciben con vítores de héroe. Este año estoy muy centrado en que seamos los tres pilotos los que lleguemos a completar la carrera, no sé que podrá pasar el año que viene, pero este quiero mirar a cada uno de mis lados el día 17 de enero y ver la cara de ilusión de Rosa por terminar su primer Dakar y ver también la cara de Miguel al terminar el décimo Dakar de su carrera, para mí ese es el mayor triunfo”.  Por lo que respecta a la moto, KTM EXC 450, Antonio piensa que es una moto que se adecua perfectamente al objetivo de que los tres lleguen al podio de llegada ya que “es muy ligera y eso va a hacer que podamos afrontar las etapas más técnicas con mayores ventajas. Una cosa es afrontar un Dakar para terminarlo y otra para acabarlo, y siendo este segundo nuestro objetivo nuestros medios técnicos son los ideales”.

Tras el día del podio de largada, los pilotos se irán a descansar ya que tras él, llegarán los 14 días de competición, con dos etapas maratones y un día de descanso y las miles de historias que se irán escribiendo kilometro a kilometro y esperemos que les hagan llegar con la energía Non-Stop que les caracteriza al objetivo marcado para este primer año con tres pilotos.

Antonio y Rosa aeropuerto

Antonio y Rosa en el aeropuerto

Antonio Gimeno

Juventud y talento para la prueba dakariana

Antonio Gimeno: “El Dakar no es un partido de futbol donde son dos tiempos de cuarenta y cinco minutos”.

En 2011 participó acabando en una meritoria 46ª posición general. Ahora vuelve a la prueba con HIMOINSA Team.

Es el más joven del equipo. Su primera moto la tuvo a los ocho años. Trabaja en el departamento de ventas de una firma del motor y vive las veinticuatro horas entre dos ruedas.  Poco a poco, debido a la afición familiar y de sus amigos, fue adentrándose en el mundo de la competición. Comenzó a competir en el año 1995 en Motocross, pronto pasó al enduro y de ahí a los rallyes. En 2011 cumplió uno de sus sueños, que anteriormente su padre no pudo realizar por problemas de presupuesto: participar en el rally raid más duro del mundo. “No deja de ser una competición como tal pero es uno de los eventos más seguidos y más duros del mundo, por el número de días, condiciones con las que te encuentras etc. Se te mezclan factores físicos, personales y humanos. Te va enriqueciendo como persona, es una aventura. No es un partido de futbol donde son dos tiempos de cuarenta y cinco minutos, aquí sales a primera hora de la mañana y puedes tener una etapa desde cuatrocientos hasta ochocientos kilómetros. Puedes encontrarte diferentes terrenos, dificultades, momentos en los que llueve, momentos en los que no, mucho calor, subir de cero a cinco mil metros de altitud en cuestión de metros, que se te averíe la moto, parar, ayudar a un compañero. El Dakar es complicado de prevenir”.

Antonio es el que más compite de forma asidua en las diferentes pruebas del calendario nacional y llegó a este proyecto de la mano de Rosa Romero. “En mi caso estar en un equipo como HIMOINSA Team es excepcional, poder compartir equipo con Rosa Romero y Miguel Puertas es un privilegio. Verme en un proyecto tan bonito me sobre motiva a empujar fuerte para conseguir que lleguemos los tres al final de este rally. Te metes en un mundo donde es difícil explicar que sientes debido a la dinámica de carrera. Cuando estas dentro de una etapa no llegas a ver el paisaje de lo concentrado que estas en la navegación, en los peligros, la moto etc…Consigues hacer de una afición un trabajo, una afición”.

Rosa Romero

Raza de campeona para el Dakar

Rosa Romero: “He llegado a quedarme atrapada a 4000 metros toda una noche sin agua y sin comida”.

La mujer de Nani Roma afronta su cuarta participación en el Dakar con el objetivo de terminar.

Rosa es madre de tres hijos e Ingeniero técnico de Telecomunicaciones, aunque su verdadera pasión es el mundo del motor. Junto a su marido Nani Roma (Dos veces ganador del Dakar hasta la edición del 2014) forman una de las parejas más queridas y respetadas en el panorama deportivo. Rosa trabaja día a día en Naniracing y Fundación Nani Roma. “Es complicado. Nani lo vive desde un punto de vista profesional y tengo que intentar que mi carrera este al margen de la suya y no pueda perjudicarle. Siempre ha sido una contra más que un pro a mi favor aunque él siempre ha intentado que yo pueda estar en el Dakar. Este año está muy contento de que me haya podido unir al HIMOINSA Team”.

En el año 2006 arrancó con el desafío Dakar, después de haber idolatrado desde niña a los pilotos dakarianos, y aunque lo ha intentado en tres ocasiones no ha conseguido terminar la carrera. Este año el Dakar 2015 se presenta como un nuevo reto para ella al formar parte del estreno del equipo español HIMOINSA Team. Su objetivo está claro: Llegar a  pódium y convertirse en la tercera española de la historia en lograrlo. “El Dakar es una carrera donde la experiencia va sumando cada año. Normalmente crees que la suerte es el factor determinante, pero cuando tienes que abandonar, lo analizas fríamente y tienes muy claro dónde has fallado. Se lo que quería cambiar para esta edición y lo que quería que fuera diferente. El hecho de estar en el HIMOINSA Team, y sobre todo al lado de Miguel Puertas y Antonio Gimeno, hace que el objetivo que persigo este año creo que lo he conseguido”.

Para la mayoría de pilotos que no viven de esto, el hecho de poder conseguir los medios necesarios para estar en una salida del Dakar ya es un éxito. Rosa, además, tiene que saber conjugar familia, trabajo y pasión. “Yo soy amateur, tengo tres hijos y aparte tengo mi trabajo. Intento compaginar la afición, el entrenamiento y el papel de madre, que es lo más complicado. Esto hace que tenga que organizarme muy bien para poder tener tiempo para mis hijos, están en una edad que necesitan mucho a los padres. También intento encontrar un rato para mí, sin un entreno previo ni hay competición”.

En sus tres participaciones anteriores Rosa también se ha tenido que enfrentar a situaciones extremas de supervivencia. “El hecho de tener que abandonar es lo más duro, el año pasado me pasaron muchas cosas, una de ellas fue quedarme atrapada a 4000 metros toda una noche sin agua y sin comida. Fue un momento muy duro”.

Miguel Puertas y las medallas del Dakar.

A por el décimo Dakar consecutivo

Miguel Puertas: “Quiero completar 100 000km con éxito en una de las pruebas más duras del mundo”.

El granadino ha finalizado nueve Dakares consecutivos y está a un paso de una gesta única.

Teniente coronel del Ejército del Aire español. Aunque es natural de Granada, se trasladó a Murcia en 1987 para ingresar en la Academia General del Aire iniciando su carrera militar. En 1992 terminó su instrucción en la AGA con grado de teniente. Piloto militar de caza y ataque con más de tres mil quinientas horas de vuelo de reactores y experiencia en C-101, F5 y F18. Fue durante diez temporadas piloto de la Patrulla Águila, grupo de vuelo acrobático del Ejercito del Aire español. “El avión lo tienes que tratar de una forma diferente, no trabajas tan próximo a los límites como lo haces en el Dakar, en la aeronáutica un accidente es fatal, así que te acostumbras a hacerlo todo más controlado. En el Dakar he podido infundir mi experiencia del ejército. Puedo vivir más cerca de los riesgos y de los límites.”

Con la excepción de su abandono en el primer Dakar en el que compitió en 2004, Puertas ha finalizado uno tras otro todos los dakares a los que se ha tenido que enfrentar. Respetado y valorado por sus compañeros motards como uno de los pilotos más fiables, está a punto de pasar a la historia de esta competición inscribiendo su nombre y el de HIMOINSA Team con letras de oro por conseguir acabar su décimo Dakar de manera consecutiva. “llevo terminando nueve dakares. Para conseguirlo te tiene que acompañar la muy buena suerte en momentos en los que estas a nada de abandonar. He vivido experiencias en las que estaba con los dos pies fuera del raid y en las que he podido continuar y finalizar. Llevo 90 000km a mis espaldas, este año sería completar los 100 000km con éxito en una de las pruebas más duras del mundo. Es una imagen de resistencia y perseverancia, quiero conseguirlo. Quiero devolverle a HIMOINSA lo que me han dado durante todo este tiempo”.

El piloto granadino ha vivido momentos que siempre serán recordados por profesionales y aficionados del Dakar. En la edición de 2013 Puertas tuvo que remolcar durante 320km a su por entonces compañera de equipo, Laia Sanz, ayudándola así a terminar la etapa y a la postre a conseguir vencer en la categoría de féminas. No es la primera ni única vez que Puertas muestra su solidaridad, un año antes, Puertas también remolcó al argentino Pablo Busin durante 110 km. A pesar de sus gestos solidarios a Miguel también le ha tocado vivir la parte más fea de la prueba, en la última edición fue atropellado literalmente por el buggy del francés Roman Chabot. Una imprudencia del piloto de Red Bull, que no socorrió a Puertas, pudo acabar con su vida. Puertas volvió a realizar una gesta histórica terminando su noveno Dakar consecutivo con dos ligamentos del hombro rotos.