Pal Anders Ullevaalseter (18) se impuso en el rally de Merzouga

Merzouga Rally

Pal Anders Ullevaalseter gana. Rosa Romero y Antonio Gimeno finalizaron en 11ª y 12ª posición respectivamente.

No va más señores. Terminaron las últimas competiciones previas al Dakar donde los pilotos han aprovechado para testear los últimos cambios en las motos y probar sensaciones de cara a la prueba reina por excelencia donde no se puede fallar: El Dakar. El último rally en concluir ha sido el Merzouga Rally, donde los pilotos pudieron disfrutar de más de 1180 km distribuidos en una prólogo y cinco etapas, una de ellas en modo maratón. Los pilotos Rosa Romero y Antonio Gimeno se despidieron de su anterior etapa profesional con un décimo y undécimo puesto en la clasificación en la categoría Pro respectivamente en un rally que estuvo marcado por el buen ambiente continuo que se respiraba en las zonas comunes del hotel Xaluca, en Erfoud, Marruecos.

Rosa Romero: “La valoración del Rally es más que positiva, no sólo por el resultado que es brillante, sino además  por todo el trabajo realizado. Cuando el objetivo que se persigue es individual, las cosas son más fáciles y dependen de uno mismo. El hecho de formar equipo requiere también un aprendizaje, conocer a la otra persona y ser consciente de los puntos fuertes y débiles,   y adaptarte a cada situación. Creo que día a día hemos avanzado en este sentido y ganado confianza, y esto es fundamental para el Dakar. La moto ha ido perfecta, y ha servido también de test para mejorar algún pequeño detalle que hemos visto, pero no es ningún gran cambio, sino alguna mejora de la base que llevamos que es perfecta, muy  simple a nivel mecánico y una moto muy ligera y fácil de conducir.”

Antonio Gimeno: “El Merzouga Rally en su quinta edición ha sido espectacular, un éxito. Una carrera exigente de pilotaje, en la navegación y también de resistencia física. Jornadas largas, con mucha navegación fuera de pista, hierba de camello, zonas de fesh fesh, zonas arena y dunas… muchas dunas!! La moto se ha comportado perfectamente, una moto ligera, con buenas prestaciones a la que nos hemos acoplado sin problemas. Primer test para moto y piloto perfecto, un diez! Hemos podido compartir seis jornadas en modo carrera juntos, mejorando cada día, conociendo cuales son las debilidades y habilidades de cada uno de nosotros. Creo que hemos conseguido avanzar muchísimo, cogiendo la confianza necesaria para poder afrontar un proyecto como el del Dakar 2015. Creo que el resultado final se puede ver en la propia clasificación, donde sin cometer fallos, con una navegación correcta y un ritmo tranquilo y seguro, nos hemos podido colocar en la posición 11º y 12º de la general.”

Clasificación Merzouga Rally

Clasificación Merzouga Rally

Clasificaciones completas.

Fotografía: Merzouga Rally.

Participantes de este Año

Vuelta al cole

Los corredores novatos del Dakar han tenido ocasión de acercarse a la teoría en profundidad

Los pilotos y equipos del Dakar se preparan para el periplo de 9000 kilómetros que les llevará a recorrer las carreteras y pistas de Argentina, Chile y Bolivia. Todos cuentan con una sólida experiencia como pilotos, con múltiples aventuras en el corazón del desierto en su haber y buena mano para la mecánica. Sin embargo, para los novatos de la prueba, el curso para participantes, con una primera parte celebrada en París y una segunda prevista en Buenos Aires dentro de poco (el 15 de noviembre), tiene un valor incalculable en el marco de su preparación.

El pasado viernes, 28 participantes se desplazaron para escuchar los preciados consejos, entre otros, de Mathieu Baumel, que acaba de ganar el Rally de Marruecos como copiloto de Nasser Al-Attiyah. Entre ellos se encontraba Marc Meneghin, copiloto de Jean-Jacques Ratet para la asistencia rápida de los Peugeot de primera fila, que tras la primera jornada veía claros los beneficios del encuentro: “Contar con los consejos de dakarianos experimentados es muy valioso. Nos han transmitido sus conocimientos y nos han dado muchos consejos. Ahora tenemos ganas de ponerlos en práctica. He tenido ocasión de participar en otros rallies, pero el Dakar no tiene nada que ver”.

El Dakar destaca también frente al resto porque se codean aficionados que han optado por valerse por sí solos, por ejemplo sin asistencia, con estructuras minuciosamente articuladas. David Casteu tuvo que superar un gran número de problemas en la categoría “malles motos”, antes de convertirse en aspirante a la victoria en la general. El piloto galo, invitado a contar su experiencia, no se mostró nada parco a la hora de compartir consejos para que los participantes no se pierdan en el día a día de la experiencia insólita que ofrece el “bivouac” del Dakar. Información bien útil para Laurent Moulin, inscrito en asistencia: “Ya he participado en 2 rallies y estoy a punto de disputar mi primer Dakar. Es como repasar todo lo conocido, pero multiplicado por 10. Se va notando la presión”. Para Laurent y para los demás participantes ha empezado la cuenta atrás y es que tan solo les quedan unas diez semanas para prepararse para estar a la altura del evento.

Fuente y fotografía: www.dakar.com

 

Medalla de Finisher

Las medallas del Dakar

La medalla de finisher del Dakar es el tesoro más preciado.

 

Cuando la prueba deportiva está catalogada como uno de los retos de aventura más difíciles de terminar, a la altura de subir al Everest o cruzar alguno de los polos, el mérito de llegar hasta el último día, cruzar la línea de meta y subir al pódium de llegada cobra una importancia desorbitada.
Para que se hagan una idea en la edición de 2014 de 196 motos que tomaron la salida sólo 78 consiguieron alcanzar la meta de Valparaiso, Chile, o lo que viene siendo representado de otra manera el 38,77% de los participantes. Estos números reflejan la dureza de una competición donde en cada instante los pilotos ponen en juego su vida. Para esta edición 2015 los competidores en la categoría motos se volverán a enfrentar a casi 9.000 km distribuidos en 14 días de competición con 13 etapas, una de ellas maratón y una jornada de descanso llegando a la meta de Buenos Aires, Argentina, el diecisiete de enero.
En esta 37ª edición del Dakar el palmarés de nuestros pilotos podría crecer de manera ostensible marcando cifras históricas. El granadino Miguel Puertas, 9 veces finisher del Dakar, está a un paso de llegar a la décima medalla consecutiva y seguir destacándose del resto como uno de los pilotos más laureados de la historia dakariana. Puertas es el mejor piloto español de la historia del Dakar en lo que a llegadas se refiere y está en el top cinco de los mejores raiders mundiales. Por su lado la catalana Rosa Romero, participante en tres ocasiones con tres abandonos, espera con ansia esta edición de 2015, ya que al formar parte de este equipo aumentan sus posibilidades de acabar, convirtiéndose así en una de las tres mejores españolas de todos los tiempos. Antonio Gimeno por su parte sólo participó en el año 2011 acabando en la posición 46ª. El madrileño quiere ayudar a que sus compañeros alcancen esas cifras históricas y a su vez continuar con su pleno de finisher por ediciones en las que ha participado.

Miguel Puertas arena

¿Qué es un rally raid?

Se disputa campo a través y la navegación e interpretación del roadbook son vitales para los pilotos.

Olvídate de las carreteras, no existen. Una de las principales características de un rally raid es que no discurre por terrenos asfaltados y cómodos. Dunas, estepas, desiertos, una conducción extrema campo a través entre poblaciones, donde la buena orientación y el buen manejo de la moto son cualidades básicas si quieres llegar a la meta. Es obligatorio pasar por los controles de paso intermedios que marque la prueba, por lo que el piloto cuenta con un road book, guía de navegación en papel, facilitado por la organización que tiene que ser trabajado a fondo por el motard.

Al contrario que lo que ocurre en el la categoría de coches, el piloto va sólo sobre la moto y tiene que hacer las veces de conducción y navegación. Una mala lectura en el road book, un mal manejo o un simple despiste puede poner en peligro la vida del piloto o continuar en la competición. La resistencia se torna vital, larguísimos días de pilotaje donde hay que conjugar la destreza sobre las dos ruedas con la fortaleza mental, frialdad y máxima concentración. Para hacernos una idea, en el mundo de la aventura, completar un rally Dakar está considerado como uno de los desafíos más extremos.

Otras competiciones al margen del Rally Dakar de este tipo son el Rally de los Faraones en Egipto, la Baja 1000 en el desierto de la península de Baja California, México o los que valen como últimas probaturas de cara al Dakar como el Rally de Marruecos o el de Merzouga.